Quería que llegara, que todo fuera por una vez como antes, te lo llevaba pidiendo semanas, me quejaba de que no ocurría y al final nada.

indirectas:

Pero yo te juro que lo he intentado.

“ Te has vuelto a ir, y como siempre que esto sucede, yo ya empiezo a echarte de menos, a esperarte y a preguntarme por qué te marchaste.
Y claro que quiero que estés de nuevo en mi futuro, pero por favor no lo hagas. Si te intereso no vuelvas cuando tu cama esté otra vez fría, cuando estés aburrido y recuerdes que aunque me trates como si no te importara yo siempre te pondré buena cara.
Porque si regresas te abriré la puerta, no tendré la fortaleza necesaria ni un mínimo de amor propio para dejarte fuera.
Siempre preferí que me hicieras daño a que no me hicieras nada.

Oigo música de fiesta, estoy en la cama. Son las cuatro y media. Hora en la que me pongo cursi-melancólica-asquerosa si no duermo. Por eso te pienso. Y te odio. Porque el insomnio de esta noche es provocado por tu ausencia. Siempre preferí que te dedicases a provocarme de otra forma.

Pero eso ya lo sabes.

Y no te importa.

like